ABC.es

laGuíaTV

patrocinado por .
Piper Kerman: «En la cárcel asustan más los guardias que las otras reclusas»
Piper Kerman habló ayer en España de su libro y de la serie que ha inspirado, «Orange is the new black»

Piper Kerman: «En la cárcel asustan más los guardias que las otras reclusas»

La autora de la novela «Orange is the new black» justifica los cambios que introduce la serie, que «necesita más elementos dramáticos»

D�a 11/03/2014 - 18.07h

Piper Kerman (Boston, 1969) dedicó ayer el día a conceder entrevistas en Madrid y hoy tendrá un encuentro con los fans de «Orange is the new black», serie basada en su libro, editado por Ariel, que relata el año que pasó en prisión. En España, puede verse en Canal+ Series, que el próximo 7 de junio estrena la segunda temporada. Kerman cuenta que empezó a plantearse la novela cuando vio que «todas las personas que conocía» querían saber cómo había sido su experiencia. «Pensé contar las cosas que había visto y ofrecer una imagen distinta de lo que cree la gente que es estar preso».

No falta quien piensa que aquel «curso» fue casi envidiable: Kerman es ahora famosa, autora de un best seller y productora y guionista de televisión. «Me alegra el éxito del libro y de la serie, pero si volviera atrás veinte años, no repetiría mis acciones por tres motivos: las cárceles americanas son terribles, y eso que yo estuve en una de las mejores, para mi familia supuso un sufrimiento terrible y, además, ahora entiendo que mis acciones contribuyeron a que mucha gente consumiera drogas». Abrirse en cada página y confesarse ante el público no fue fácil: «Soy muy introvertida. Intenté mantener la privacidad de mi familia , pero al mismo tiempo debía ser valiente a la hora de escribir».

Piper Kerman justifica las diferencias entre el libro y la serie, como el retrato de su novio, un hombre encantador que en la ficción muestra su peor cara. «La serie es una adaptación libre del libro. Son muy distintos. El texto es más introspectivo, pero en televisión hay que buscar elementos dramáticos, conflictos. No puedes mostrar tus pensamientos. El personaje de Larry resulta algo cómico y el auténtico tiene mucho más sentido del humor. Como colaboradora, la autora cuenta que se centró en revisar los guiones y «conseguir que la serie fuera realista». «Quería mostrar que la cárcel es muy dura y que, pese a todo, se pueden mantener buenas relaciones allí dentro».

Reencuentro con Nora

Piper no elude hablar de Nora (Alex en la ficción, en un papel interpretado por Laura Prepon), la mujer de la que se enamoró antes de conocer a Larry y por la que se metió en el tráfico de drogas. En la cárcel, además, volvió a verla al final de su condena. «Estoy muy agradecida por la comprensión de Larry. Acepto mis responsabilidades porque nadie me puso una pistola en la cabeza para que hiciera aquello, pero fue liberador encontrarla de nuevo, aunque a veces quise matarla. Desde fuera, Larry estaba confundido. No podía comprender lo que ocurría entre nosotras aunque la situación no fue tan extrema como en la serie. Para mí fue complejo, pero al mismo tiempo enriquecedor por ofrecerme la capacidad de perdonar».

Kerman termina hablando de sus temores. «Asustan más los guardias que las otras reclusas. La mayoría de la gente que trabaja en la cárcel solo espera pasar el día, luego hay un grupo de gente muy amable y otros que disfrutan haciendo sufrir a los demás. Pueden lograr que seas relmente infeliz allí y afectan a la vida de muchas personas». Tras su experiencia, ahora lucha por cambiar del modelo penitenciario: «En 1980 había 400.000 presos en EE.UU. y ahora hay 2,4 millones. Ha cambiado muy rápido y en la dirección equivocada. Debemos rectificar. La solución pasa por meter a menos personas en la cárcel».

Comentarios