ABC.es

laGuíaTV

patrocinado por .

Pilar Abella: "El perro se pone celoso si me acerco al comisario"

Por trabajo y por amor, Pilar Abella pasa más tiempo en Italia que en España, donde estrena la décima temporada de una serie ya clásica en las parrillas de Antena 3, 'Rex'.

Día 03/08/2009 - 02.00h

En plena grabación de la nueva entrega de capítulos de esta exitosa producción, que triunfa en 104 países, la actriz se reencuentra con el público español cada miércoles, a partir de las 23.00 horas, a través de esta ficción protagonizada por un inteligente pastor alemán en la que Abella hace de forense de la Policía romana.

De origen lucense, compaginó este trabajo con El crimen de los marqueses de Urquijo, telefilme dirigido por Pedro Costa en el que interpreta a Miriam de la Sierra.

Rex es un producto incombustible. La serie nació hace veinticinco años y sigue enganchando.

Es que ofrece algo distinto a cada persona. Es una serie para ver en familia al tener como protagonista a un perro policía. El cóctel es atractivo porque hay trama policial, de investigación, intriga, acción... incluso momentos románticos.

Hace de Katia Martelli, una profesional muy eficiente, con carácter.

En esta entrega sigue igual de capacitada. Otra cosa es cómo maneja su vida personal. De hecho, su relación con el comisario Lorenzo Fabbri se enfría un poco.

Como es la chica de Rex, supongo que con el can se llevará bien...

En el set fenomenal, siempre estamos jugando. Me encantan los perros y éste es maravilloso, muy inteligente. Pero en pantalla me pone muchos obstáculos porque, como es el mejor amigo del comisario, cuando nos acercamos se pone celoso.

Volviendo a su personaje ¿qué tiene usted de Katia?

Yo también sé muy bien lo que quiero, aunque mis técnicas no son tan agresivas como las de ella. Todavía no me he cansado del papel, me sigue dando mucho juego y, como descansamos entre pase y pase, es como reencontrarme con una amiga.

Como la anterior, este ciclo se desarrolla en Roma.

La serie ha funcionado muy bien en Italia, superó el 20% de cuota. Al principio estábamos preocupados porque estrenaron temporada sin aviso, no la pudimos promocionar y, además, teníamos como rivales dos realities muy potentes. El que esté triunfando en más de cien países es un orgullo, tiene muchos seguidores en sitios tan dispares como Lituania y Australia.

Fría e intrigante

También se ha metido en la piel de la aristócrata Miriam de la Sierra a las órdenes de Pedro Costa, que ofrecerá TVE.

Fue un trabajo muy intenso porque lo compaginé con la grabación de Rex, un policía diferente. No sabía nada de este crimen porque yo nací un año después. Pero mis hermanos mayores me hablaron de la repercusión mediática del caso y todavía hay foros en Internet hablando del suceso. No conocí a Miriam, pero sí he visto y leído muchas entrevistas con ella y hablé con una señora a la que estafó con su negocio de bisutería.

Supongo que no es lo mismo componer un personaje de ficción que uno real.

No. En este telefilme he perseguido captar su espíritu, pero no he hecho una imitación.

¿Cree usted que se reavivirá la polémica?

No creo que levante ampollas, aunque los que están relacionados con el caso tendrán algo que decir. No muestra al culpable o culpables del crimen, pero sí retrata lo que pasó para que cada uno saque sus conclusiones. Y luego tenía a Pedro Costa, al que me amoldé para hacer a esta mujer tan fría.

¿Le duele ser más conocida fuera que en su país?

No. Soy muy afortunada porque me apasiona lo que hago. Me encantaría trabajar en España, pero voy donde me llaman. En España se ha hecho muy poco cine en el último año y, además, algunos directores tienen ya a sus intérpretes y no dan oportunidad a otros. Pedro Costa me cogió por la prueba que hice. Lo más importante es que el director esté contento, que haya transmitido lo que él necesita, y, por lo que sé, Pedro está bastante satisfecho conmigo.

Comentarios