ABC.es

laGuíaTV

patrocinado por .
Victoria Abril: «Todas las de cuarenta y más conocemos algún caso de niños robados»

Victoria Abril: «Todas las de cuarenta y más conocemos algún caso de niños robados»

La actriz vuelve a la televisión española para interpretar a Fernanda en la nueva serie de Antena 3 «Sin identidad»

D�a 01/05/2014 - 13.31h

Pensábamos que había desaparecido de las pantallas, pero es que no veíamos lo que estaba haciendo fuera. Victoria Abril vuelve a España para hacer televisión... 24 años después de su última serie nacional. La actriz que lleva viviendo en Francia tres décadas -país en el que triunfa en la pequeña pantalla- regresa como una de las estrellas de «Sin identidad», el thriller sobre niños robados que rueda Antena 3 y que puede ver la luz el próximo mes de mayo.

La que fue una de las musas del cine español durante finales de los ochenta y principios de los noventa compartió una animada charla con ABC en una terraza de la madrileña Gran Vía, en la que hablaba de su ausencia de las pantallas: «Hay una década maldita para las actrices, que es la de los cuarenta: no escriben para nosotras. Estás muy vieja para hacer la joven y muy joven para hacer de la madre o la vieja», se queja. En su caso escogió la vía de la música para salvar el bache: «Me dije: 'si no me llamáis me llamo yo'. Y entonces hice dos álbumes y dos giras y conseguí que pasaran los cuarenta sin caer en una depresión».

Ahora, a los 54 años, la actriz se muestra encantada por su vuelta a los rodajes televisivos, que ya había empezado hace unos años en Francia, cuando la serie «Clem», que protagoniza, se convirtió en un fenómeno de la pequeña pantalla en 2010 al ser seguida por diez millones de telespectadores. En mayo comenzará el rodaje de su quinta temporada. Pero antes ha hecho un hueco para venir a España e interpretar a Fernanda, su personaje en «Sin identidad», un papel extremo: prostituta, madre, drogadicta... «Tiene una puta vida en la que le han robado todo, para ella la crisis existe desde que nació», dice sobre ella. «Aunque al mismo tiempo es un personaje muy solar, una echada ?p?alante?», puntualiza.

«Ha sido un papel muy duro. Es el personaje más complejo que he interpretado», admite Victoria Abril. «Tiene un poco de La Chelo para el acento, me ha hecho falta algo de lo que hice en Si te dicen que caí, de Tiempo de silencio, de Libertarias? para poder hacer Fernanda en tan poco tiempo me han hecho falta mis 40 años de películas», afirma. «En este rodaje he tenido que hacer por la mañana, de embarazada a los 25 años y por la tarde de cirrótica perdida con 55».

Un rodaje «vertiginoso»

El tiempo o la falta de él es uno de los aspectos en los que más hace hincapié Victoria a la hora de hablar de su vuelta a las grabaciones en suelo nacional: «Antes, en España, los rodajes de televisión era con la gente del cine y con medios de cine. Los mismos que hacíamos Amantes rodábamos Los jinetes del alba. Y no se hacía con estas prisas», recalca. «Ahora, para hacer televisión más vale que te pille mayorcito, con experiencia, porque no hay tiempo ni antes ni durante para preparar los personajes. Si no estás atenta se te escapan las secuencias y no has podido defenderlas».

Por lo que cuenta, la grabación de «Sin identidad», que acaba este sábado, ha sido «vertiginosa»: «Hemos llegado a rodar seis días a la semana. Los guiones iban llegando al set, sin casi tiempo de preparación, prácticamente toma única. Incluso con tres directores en el mismo día, algo que nunca pasa en el cine», relata. «Además, cada director es un mundo diferente, y con cada uno Fernanda se comporta de un modo distinto... nunca había hecho tríos, pero mira, no está nada mal», dice con una sonrisa picarona.

Pese a lo apurado del rodaje, Victoria Abril recalca que la experiencia le ha parecido «fantástica» y quiere repetir en España: «En cine o televisión, me da igual. Siempre que haya algún papel para mí y alguien quiera trabajar conmigo, estaré encantada. Estoy deseando hacer cosas aquí porque lo que hago en Francia no llega a España. O vengo a trabajar o desaparezco». Y, por supuesto, no descarta el reencuentro con Almodovar: «Me animaría con Pedro, ¡pero que el que se tiene que animar es él!», suelta con una sonrisa, antes de vaticinar: «Yo creo que la película está al caer, porque a Pedro le gustan las mujeres de 30 o de 50, con lo cual no pierdo la esperanza. Pienso que él y yo hacíamos una buena pareja. Yo presumo de conocerle y de adivinarle bien sus pensamientos y sus deseos, porque con Pedro hay que hacer lo que quiere y no forzosamente lo que dice, para poderle sorprender».

Comentarios