ABC.es

laGuíaTV

patrocinado por .
Preguntas y respuestas sobre la nueva antenización de la TDT

Preguntas y respuestas sobre la nueva antenización de la TDT

Cada familia pagará una media de 20 euros antes de final de año y la medida afectará a 1,3 millones de hogares

D�a 16/05/2014 - 03.53h

Xplora, Nitro, La Siete, La Sexta3 y La Nueve fueron los últimos cinco canales que pasaron a negro el pasado 6 de mayo tras la sentencia del Tribunal Supremo que ordenaba el cierre de nueve cadenas de la Televisión Digital Terrestre (TDT). Después de esta resolución, y por motivos completamente diferentes, será necesaria una reorganización de los 15 canales que siguen emitiendo. Esta medida afecta a 1,3 millones de hogares españoles, que ahora se ven obligados a realizar una nueva antenización.

¿Cúanto costará la nueva antenización de la TDT

Unos 20 euros por familia. Según el estudio realizado por la Federación Nacional de Instalaciones de Telecomunicaciones (Fenitel), para un edificio tipo de cinco plantas y cuatro casas por rellano el precio medio sería de unos 20 euros por puerta. Aunque como matiza Miguel Ángel García Argüelles, director general de Fenitel, «este coste es orientativo porque se basa en este ejemplo». En el año 2012, el secretario de Estado de Telecomunicaciones, Víctor Calvo-Sotelo, ya indicó este coste como cifra que deberá asumir cada hogar.

¿Quién pagará esta acción?

Los ciudadanos. «Lo van a pagar los españoles», anunció Calvo-Sotelo durante el XXVI durante el encuentro de las Telecomunicaciones de 2012. El Gobierno estipuló la factura del «dividendo digital» en unos 300 millones de euros, inferior al programa diseñado por el Ejecutivo socialista, que estimaba su coste en 800 millones.

«El Gobierno no tiene previsto ningún presupuesto para subvencionar la nueva antenización», explica García Argüelles. Por ello, es necesario que las comunidades de vecinos dispongan de una cantidad de dinero para hacer frente al coste que supondrá la nueva antenización, como explicó el director general de Fenitel.

Este cambio se produce cuatro años después de la anterior adaptación de antenas en toda España, necesaria para empezar a ver la TDT. Por entonces, cada familia pagó un promedio de 50 euros. Para este nuevo cambio, el anterior Gobierno, del PSOE, recaudó entre las operadoras de telecomunicaciones 800 millones de euros para que los usuarios tuvieran que pagar lo mínimo, pero luego el Ejecutivo se gastó ese dinero en enjugar parte del déficit y las posibles ayudas se perdieron definitivamente.

¿Las viviendas unifamiliares pagarán lo mismo?

Como regla general, los chalets, las viviendas rurales o las casas individuales que disponen de instalaciones individuales, es decir, aquellas que no reciben la TDT a través de una instalación comunitaria, no necesitarán adaptar la instalación. Las instalaciones individuales para la recepción de la señal de televisión suelen incluir un amplificador de banda ancha que es capaz de recibir todos los canales. Pero en el caso de que este supuesto no se dé, deberán asumir todo el coste ya que, como explica Argüelles, el Gobierno «no tiene previsto subvencionar» la instalación.

¿Cómo se realizará el proceso de antenización?

«Nosotros queremos que el despliegue de los 8 múltiplex (frecuencia radioeléctrica que permite agrupar entre 4 y 6 canales digitales de televisión) se haga a la vez». De esta manera, se reducirían los costes de la antenización y además se evitaría que se dejaran de ver durante unos días los canales que no se hayan sintonizado tras la primera visita del antenista.

¿Cuánto le costará al Gobierno?

A pesar de que el Ejecutivo no destinará ninguna partida de sus presupuestos a la nueva antenización, desde la Unión de Televisiones Comerciales Asociadas (Uteca) se espera que la administración «gaste algo de dinero». Su director general ha pedido al Gobierno que costee la nueva campaña publicitaria necesaria para informar a los 1,3 millones de hogares afectados en España sobre la necesidad de la nueva antenización.

¿Qué es el «dividendo digital»?

Es el proceso mediante el cual las frecuencias comprendidas entre 790 y 862 MHz del espectro radioeléctrico dejarán de ser utilizadas desde el 1 de enero de 2015 para la emisión de la TDT en favor de sus asignación a las compañías operadoras de móviles para prestar el nuevo servicio de 4G.

¿Qué pasará con los 15 canales supervivientes de la TDT?

Estos canales deben de ser redistribuidos por el nuevo espacio radioeléctrico destinado a la TDT. El Gobierno abrirá un concurso público para conceder las nuevas licencias tras el cierre de estos canales. Andrés Armas ha planteado la necesidad de que el Gobierno aporte por fin estabilidad jurídica al sector y facilite la transición a las nuevas frecuencias (el proceso debe estar terminado antes del 1 de enero de 2015) de forma «sincronizada y simultánea».

Por otro lado, el Ejecutivo podría celebrar un nuevo concurso para adjudicar nuevos canales, aparte de los 15 que quedan, «si hay espectro». Sin embargo, «el futuro dibujo audiovisual es desconocido para todos en estos momentos», según destaca Uteca. Los canales que siguen emitiendo en la TDT, seis de ellos en HD, sufren otra incertidumbre: el Tribunal Supremo tiene pendiente otra sentencia sobre el cierre de otros ocho canales similar a la que supuso el cierre ya ejecutado el pasado 6 de mayo. Parece improbable, pero podríamos volver a una situación similar a la vivida con la televisión analógica, en la que solo emitirían siete canales.

¿La nueva distribución del espacio radioeléctrico generará interferencias en la TDT?

El hecho de que coexistan los servicios de TDT y de móvil en bandas de frecuencias adyacentes genera interferencias, ya que los equipos y las antenas receptoras de TDT están diseñados para recibir frecuencias en una banda comprendida entre 470 MHz y 862MHz, donde también se incluyen los bloques que se asignarán a los servicios móviles. En algunas circunstancias, es probable que se produzcan interferencias entre las dos señales e incluso podría darse el caso de que cuando se utilice el 4G del móvil no se vea la televisión o que no se tenga acceso a internet desde el móvil cuando se esté viendo la televisión.

¿Será necesaria una nueva antenización en el futuro?

Es posible. El futuro del espacio radioeléctrico es incierto. Cómo apuntilló Miguel Ángel García Argüelles, de Fenitel, «no se puede afirmar que no sea necesaria una nueva antenización».

Comentarios