ABC.es

laGuíaTV

patrocinado por .
Un fan de «Juego de Tronos» apuñala a un ladrón con armas medievales

Un fan de «Juego de Tronos» apuñala a un ladrón con armas medievales

El intruso entró en su casa mientras huía de la Policía

D�a 22/09/2014 - 17.39h

Los ladrones americanos aprendieron una valiosa lección: nunca entres en la casa de un fan de «Juego de Tronos». Jimmy Morgan Jr., un fan de la popular serie de la HBO que vive en Texas, apuñaló el pasado sábado por la noche con armas medievales a un joven de 25 años que entró en su casa tras una persecución con la Policía de Wichita Falls, según ha informado el diario «Uproxx».

El agresor, que relató a los medios su hazaña luciendo una camiseta de los Guardianes de la noche, colecciona numerosos objetos de la serie, armas de época y practica combate medieval. Morgan combatió al agresor con la pequeña lanza que tenía al lado de la cama. «No tenía ningún arma de fuego, así que cogí un arpón corto, muy rápido. Comencé a avanzar hacia él con la lanza y lo arrinconé. La puerta estaba cerrada y él entró en pánico. "¡No puedo salir!", gritó».

Mientras enseñaba las manchas de sangre que dejó el ladrón en su casa, el fan de «Juego de Tronos» comentó que no quería matarlo, solo asustarlo «Soy cristiano y no quería matarlo, solo que le quede claro que su vida me correspondía a mí quitársela y le dejé conservarla», concluyó.

Después del incidente, Morgan llamó a la Policía, que arrestó al ladrón por huir en un vehículo, conducir borracho y allanamiento de morada.

El fenómeno fan

Los seguidores de «Juego de Tronos» llevan su afición más allá de la pequeña pantalla. La ficción de la HBO, que rodará parte de su quinta temporada en España, cuenta con un mapa interactivo creado por los seguidores, recreaciones de su banda sonora, su propia marca de vinos e incluso emoticonos de WhatsApp.

Además, la serie ha logrado atraer la atención de la familia real inglesa. La reina Isabel visitó el plató de la ficción y el tema principal de la serie sonó en el cambio de guardia del Palacio de Buckingham.

Comentarios