ABC.es

laGuíaTV

patrocinado por .
Cómo cocinar alimentos que no gustan a nadie, según Aimar (MasterChef Junior) y Piedrahita

Cómo cocinar alimentos que no gustan a nadie, según Aimar (MasterChef Junior) y Piedrahita

El programa de cocina «Un, dos, ¡Chef!» se estrena mañana (20.15) en Disney Channel

D�a 18/10/2014 - 12.48h

«Antes no comía nunca verduras y ahora ceno ensalada como entrante casi todos los días», explica Aimar. Ese es precisamente el objetivo del nuevo programa de Disney Channel «Un, dos ¡Chef!», dar una segunda oportunidad a aquellos alimentos «desdeñados por la sociedad» como la col, el brócoli, el pulpo, la remolacha y el hígado. A partir de este viernes (20.15), el avezado chef Aimar («Masterchef Junior») y su pinche Luis Piedrahita cocinarán y ofrecerán a famosos como Carlos Latre, Fernando Tejero, Manuela Velasco y Abraham Mateo un original plato con uno de estos ingredientes «malditos» camuflados.

Aimar, que cocina bastante en casa, dirige con su desparpajo habitual a su pinche: «Luis es muy divertido, aunque no sabe cocinar mucho... pero poco a poco va aprendiendo», comenta. Por su parte, el ayudante reconoce que su pequeño jefe, que lo trata sin miramientos y «casi con despotismo», comenta entre risas, sabe muchísimo de cocina. «De su conocimiento casi enciclopédico y mi desconocimiento vergonzoso y atroz surge un diálogo muy sincero y didáctico». Además de aprender a camuflar sabores y variar texturas, el cómico aporta el toque educativo al programa producido por Shine Iberia. «Me encargo de mechar o trufar, siguiendo con el lenguaje culinario, el contenido» con curiosidades sobre los alimentos y consejos nutricionales. «Y de fregar, porque Aimar siempre me engaña con su astucia sibilina y su jerga leguleya», bromea.

Ni Piedrahita ni Aimar han tenido que enfrentarse a sus propios ingredientes imposibles, el huevo duro en el caso del cómico y los chipirones para el joven chef. «Aunque cocino de todo, incluso alimentos que no me gustan como el marisco», cuenta el exconcursante de «MasterChef Junior». Desde los tres años, Aimar ya se metía con sus padres en los fogones. «En mi familia todos saben cocinar. Mi tío, que antes quemaba hasta las palomitas, ahora también está aprendiendo», relata divertido. Todos esos conocimientos le sirven para ayudar a diseñar los platos del programa. «Es increíble, porque sus diálogos con los expertos son de igual a igual. Aimar es uno de ellos y yo, de los otros», indica Piedrahita. Por eso, no es de extrañar que el pequeño tenga claro su objetivo: «estudiar en Le Cordon Bleu o el Basque Culinary Center».

En cuanto a la moda televisiva de los programas infantiles, Luis Piedrahita considera que es algo que «está bien siempre que el pequeño tenga una infancia como Dios manda, donde pueda estar tranquilo, inventar sus normas, jugar e imaginar. Y si hay un programa de televisión, que sea un juego más».

Comentarios