ABC.es

laGuíaTV

patrocinado por .

Los prejuicios dejan paso al amor en «Adán y Eva»

Un hombre casi perfecto y una mujer cuya apariencia se aleja del aspecto de las modelos se enamoran en el programa nudista de Cuatro

D�a 12/11/2014 - 09.51h

Una vez más, triunfó el amor en la paradisiaca isla de «Adán y Eva». En la cuarta entrega del reality nudista de Cuatro, Montse y Alejandro, con un aspecto físico totalmente opuesto, se encontraron completamente desnudos en la orilla del mar. En un primer momento, la atracción física fue completamente nula, aunque poco a poco la situación fue cambiando.

[Galería: las mejores imágenes del capítulo 4]

Acostumbrado a salir con mujeres más espectaculares, Alejandro se vio sorprendido por la aplastante seguridad de Montse. Ella, que no se siente atraída por los 'chuliboys', dejó a un lado sus prejuicios para dejarse seducir por los encantos de su 'Adán'.

[Pillados en plena grabación por la prensa croata]

Cuando ambos se encontraba en una zona de confort, disfrutando del inicio de su relación, una nueva mujer llegó a la isla dispuesta a conquistar a Alejandro. Sonia, una atractiva mujer llena de tatuajes, buscó su sitio en la isla y se entregó al juego de la seducción en un intento por conquistar su objetivo.

Sin embargo, Alejandro decidió pasar de la rubia explosiva para apostar por Montse, la mujer con la que había comenzado la aventura. La gallega tampoco tuvo el valor suficiente para rechazar al bombero y aceptó a Alejandro como su 'Adán' para iniciar una relación.

Comentarios