ABC.es

laGuíaTV

patrocinado por .
Coman, el Adán negro, ya no sale con su Eva

Coman, el Adán negro, ya no sale con su Eva

El irundarra confiesa que la distancia ha hecho imposible continuar con la relación

D�a 27/11/2014 - 15.16h

Las parejas de Adán y Eva están demostrando ser más efímeras de lo que al programa de buscar relaciones en cueros le gustaría. La última formada este mismo martes, la de el irundarra negro Coman y la malagueña Ana, se rompió al acabar la grabación, hace semanas.

La noticia la confirmó el propio Coman a «Morning Glory», el programa online de Cuatro, que habló con él para que narrara la experiencia de su paso por el programa. «Ana y yo no hemos podido seguir juntos porque el distanciamiento ha sido un obstáculo», confesaba. «Estamos en contacto, pero juntos no podemos sentirnos porque no hemos podido vernos mucho», explicaba antes de justificarse: «Son 18 horas de viaje».

Coman afirmó en su llegada al programa, emitido el pasado martes, que estaba dispuesto a encontrar a «la madre de mis hijos». Allí creyó hallarla en Ana, una malagueña de 32 años que le cautivó y le hizo rechazar a Esther, la otra Eva del espacio de Cuatro, pese a sus constantes propuestas sexuales.

[Galería: Coman, el negro vasco que revolucionó «Adán y Eva»]

Semanas después, Coman reconoce que tomó su decisión a la ligera y confiesa que podría haber elegido a cualquiera de las candidatas para intentar formalizar una relación: «Me gustaban las dos. Fue un poco al azar. El dedo podría haber ido hacia Esther».

La llegada de la granadina impactó a Coman, aunque más le sorprendió la famosa frase que le soltó al poco de conocerlo: «Nunca me habían dicho lo de que una mujer no es completa hasta que un negro no se la meta».

El participante del programa también admite que se sintió abrumado por la presencia de dos Evas en el paraíso: «Ya cuesta ligar con una mujer, ponte a ligarte a dos». Incluso temió que podrían llegar a coquetear entre ellas, dejándole de lado: «Hubo un momento en que parecía Chip y Chop. Estaban demasiado unidas».

En cualquier caso, Coman se siente «contento» de su paso por el programa, al que ha afirmado que «volvería»: «Ha sido la mejor experiencia que he vivido. Salimos de la isla todos muy contentos».

Dos parejas formadas de seis

El formato de Cuatro, importado de una televisión holandesa, está dando a Cuatro frutos en forma de audiencia, que no ha bajado ninguna semana de los 2,1 millones de espectadores. Sin embargo, el éxito a nivel emocional está todavía por demostrar, al menos en la mayoría de los casos.

De las seis parejas que se intentaron formar en el programa, una de ellas fracasó en plena emisión y, del resto, solo pervivían en el momento de la emisión de sus respectivos capítulos dos de ellas, las del Adán hippie y la Eva pija y la que unió a dos extremos físicos.

Alejandro y Montse, el adonis y la chica con curvas, continúan actualmente su relación pese a la distancia. Igual que el gallego Iván y la madrileña Miriam. Otras que prometían, como la vasca y el andaluz que protagonizaron la particular versión de «Ocho apellidos vascos», confesaron que se dejaron de ver al finalizar la grabación.

Comentarios