ABC.es

laGuíaTV

patrocinado por .
Disney prohíbe que se fume en sus películas infantiles
Una imagen de «101 dálmatas», con Cruella de Vil fumando

Disney prohíbe que se fume en sus películas infantiles

El consejero delegado Bob Iger destierra el tabaco en sus filmes, incluidos los de Marvel, salvo que exitan razones históricas

Día 14/03/2015 - 20.07h

Imágenes como la de Cruella de Vil, la pérfida villana de 101 dálmatas, la mujer de negro corazón que sueña con hacerse un abrigo con la piel de los cachorrillos, fumando (con boquilla) ya es historia. Disney no quiere tabaco en sus películas infantiles, aquellas con un calificativo de hasta PG-13 (no recomendado a menores de 13 años).

[TOP: Disney cuenta el mismo cuento... otra vez]

Así lo recoge Variety, que explica que la confirmación vino de boca nada menos que de Bob Iger, consejero delegado de Walt Disney Studios, durante la reunión anual de accionistas celebrada este jueves en San Francisco. La misma en la que se anunció que la secuela de «Frozen» ya es una realidad.

Uno de los inversores lanzó la pregunta: ¿prohibirán el tabaco? Y Iger confirmó que lo harán «absolutamente». «Pensé que era lo adecuado», remachó. ¿En qué se traduce la medida? En que ningún personaje de las cintas producidas por el estudio del ratón Mickey podrá haber apareciendo sosteniendo un cigarrillo o similar. Incluidas las cintas de Marvel. ¿Dejará Nick Fury de mascar un habano? Sería algo histórico.

La Historia es, precisamente, la única que abre una excepción a esta regla. Es decir: si un personaje, por razones de fidelidad a unos hechos ya ocurridos, debe aparecer fumando, aparecerá fumando. Véase, digamos, Abraham Lincoln, el ejemplo que puso el propio Iger. El deseo de Disney por lanzar filmes libres de humo no llegará hasta el punto de reescribir los libros de Historia.

No presionarán a la MPAA

En esa misma reunión, el máximo responsable de Disney negó que el estudio vaya a presionar de alguna forma a la MPAA, el órgano encargado de adjudicar las calificaciones a las películas (para todos los públicos, solo para mayores de 18 años, etcétera) en lo referente a la categoría R, la más restrictiva.

«No nos metemos en cómo la MPAA adjudica las calificaciones a las películas... ni intentamos influir en las políticas del resto de estudios con los que competimos», zanjó Iger.

Comentarios