ABC.es

laGuíaTV

patrocinado por .

El espectacular tráiler con las primeras imágenes de «Juego de Tronos» en el Real Alcázar de Sevilla

Se trata de las primeras imágenes grabadas en España para la serie de HBO

Día 15/11/2016 - 17.04h

HBO acaba de hacer públicas las primeras imágenes de cómo queda Sevilla en «Juego de Tronos». Lo ha hecho a través del primer traíler donde aparece el Real Alcázar como los Jardines del Agua de Dorne.

Desde octubre del pasado año y durante varios días el Real Alcázar de Sevilla fue el escenario que recrea Dorne, reino racial y caluroso en el que se desarrolla la quinta temporada de la serie, con personajes populares como Nikolaj Coster Waldau, que da vida a Jaime Lannister, y Jerome Flynn, el Bronn de Aguasnegras.

El pasado domingo, unas 200 personas ya fueron los testigos privilegiados en Sevilla del preestreno de la quinta temporada, cinco horas antes de que los nuevos capítulos de la afamada serie se estrenaran en Estados Unidos. La proyección que se realizó con pantallas gigantes en el salón de los tapices del Real Alcázar de la capital hispalense.

Secuencias en el Alcázar

Dos únicas secuencias fueron filmadas en interiores del Alcázar, en el Salón de Embajadores, que reúne toda la belleza de los arcos de herradura, los fustes de mármol y las yeserías musulmanas, una arquitectura que también ha servido de escenario a superproducciones como «El Reino de los Cielos».

Pero también los jardines, fuentes y estanques del Alcázar dan vida al Reino de Dorne, y otras escenas fueron rodadas en el municipio sevillano de Osuna, distante unos 80 kilómetros de la capital.

No es de extrañar que la HBO haya escogido España, porque, según lo descrito por George R. R. Martin en la saga «Canción de Hielo y Fuego», el Reino de Dorne es muy similar a nuestro país. Dorne es una península al sur de Poniente, la región más calurosa, aunque sus ríos y las lluvias la mantienen habitable. En el interior, el agua se convierte en un recurso preciado y reciben protección especial los manantiales y pozos, como si se hubieran informado de las eternas luchas por las conferencias hidrográficas en España. También se parecen sus habitantes, a los que se considera personas sensuales, de sangre caliente.

Pero igualmente tiene similitudes con los países árabes. Esto pudo mover tanto a los productores como a los creadores para inclinarse por rodar en Andalucía, donde existen grandes monumentos de la época de la ocupación musulmana, entre los que destacan la Mezquita de Córdoba, la Alhambra de Granada o el Alcázar de Sevilla. Pero ¿qué llevó al equipo a elegir Sevilla? Peter Welter, productor de Fresco Films Services -productora española encargada del proyecto- asegura que fue siempre la primera opción del productor americano Frank Doelger y de los creadores, Daniel Weiss y David Benioff. Fueron estos últimos los que afirmaron que no podían imaginar una localización que encajase mejor con lo que el autor de los libros había descrito.

Comentarios