ABC.es

laGuíaTV

patrocinado por .
«Poldark» vuelve a triunfar 40 años después

«Poldark» vuelve a triunfar 40 años después

La serie se despide como líder de audiencia en el Reino Unido y la BBC rodará en otoño nuevos capítulos

Día 29/04/2015 - 17.10h

En los años setenta el folletín de las aventuras del capitán Ross Poldark se convirtió en una serie de sorprendente éxito en varios países, incluida España. A comienzos del pasado marzo la BBC se atrevió a estrenar en el Reino Unido una nueva versión. El papel de Robin Ellis fue esta vez para el actor irlandés Aidan Turner, de 31 años, un galán célebre por su rol de enano ligón en la trilogía del Hobbit. Las aventuras ?o más bien desventuras- de Poldark han vuelto a funcionar y han otorgado a la BBC su mejor arranque de año en audiencia de una década. El pasado domingo la serie se despidió de nuevo como líder, con un 25,4% de cuota de pantalla y 6,1 millones de espectadores. Visto el éxito, el canal público inglés comenzará a rodar ocho capítulos más el próximo otoño.

Durante ocho semanas muchos británicos se habían enganchado los domingos a las nueve de la noche a Poldark. El culebrón de época, rodado en los impresionantes acantilados de Gales, concluyó con los «poldarkianos» al borde de las lágrimas. El último capítulo fue realmente un dramón: el noble capitán perdió a su hija pequeña por una enfermedad y en la última escena los soldados casaca roja se lo llevaron preso, para desconsuelo de su mujer, la siempre encantadora Demelza, que se pasó el capítulo al borde de la muerte. En las redes sociales muchos aficionados hablan de «síndrome de abstinencia» tras haberse acostumbrado a su ración de Poldark dominical. Pero en otoño se filmarán los libros tercero y cuarto de la saga que escribió Winston Graham.

Los 29 capítulos originales, que se emitieron entre 1975 y 1979, reunían ante la televisión a quince millones de británicos, en un tiempo en que Gran Bretaña solo contaba con tres canales. La serie resultó un filón para la BBC, que la exportó a 40 países; aunque no tanto para su protagonista, Robin Ellis, que solo ganó 14.000 libras por su papel. Esta vez la audiencia media ha sido de 5,9 millones de televidentes (amén de la gente que la ve en el servicio online de la BBC a toro pasado).

En los años setenta los más entregados a las andanzas del capitán Ross Poldark, que retorna de la Guerra de la Independencia a su Cornualles y se ve forzado a reiniciar su vida desde cero, fueron estadounidenses, italianos, griegos, israelíes y españoles. TVE la ofreció en sus recordados «Grandes Relatos», pero fue abruptamente interrumpida en el capítulo ocho por problemas de derechos.

La principal diferencia entre el Poldark setentero y el del siglo XXI son los medios. El viejo tenía mucho de teatro filmado, más escenas de interiores. El nuevo explota al máximo el paisaje de Gales y las vistas de mansiones y casas de época. También se ha recurrido a mostrar el torso musculado de Aidan Turner una y otra vez. Como contrapartida, algunos críticos dicen que el Poldark añejo tenía más nervio y con menos dinero resultaba más creíble.

Gales agradece la enorme campaña de promoción que ha supuesto la serie. Han aumentado las reservas hoteleras y la venta de casas. La web Visita Cornualles vio cómo sus visitas crecían un 65% tras la emisión del primer capítulo.

Comentarios