ABC.es

laGuíaTV

patrocinado por .
El sorprendente doble traspaso del último restaurante de «Pesadilla en la cocina»

El sorprendente doble traspaso del último restaurante de «Pesadilla en la cocina»

Juan y Clara traspasaron «La broqueta», que ahora, reconvertido en un kebab, busca nuevo dueño

Día 08/05/2015 - 14.11h

El pasado miércoles, el chef Alberto Chicote se las veía y se las deseaba para sacar a flote La hamburguesería de Clara y Juan, rebautizada como La broqueta, en el último capítulo de «Pesadilla en la cocina». Sin embargo, estas tensas situaciones se vivieron en realidad hace seis meses. En este tiempo, los dueños se han visto obligados a traspasar el bar, que encontró nuevo dueño hace poco más de un mes. Un nuevo empresario que, después de reconvertir La broqueta en un kebab, también quiere dejar el negocio.

«Hola tenemos un restaurante en Alcoy (alicante) que queremos traspasar que se llama La Broqueta, va a salir en el programa de televisión Pesadilla en la cocina de Alberto Chicote a finales de febrero-principios de marzo con lo que eso conlleva. El local de 3 zonas; comedor para 45 comensales, zona infantil 25 y terraza interior 35 personas. Disponemos de recién reformado por Alberto Chicote (las fotos se pueden ver en nuestro Facebook), equipado completamente con neveras, congeladores, cocina de gas, freidora, 3 teles grandes y 5 aires acondicionados, cafetería? alquiler de local se pagan 700? al mes y 175? de la terraza», era el mensaje que Clara y Juan pusieron en varias webs a finales de marzo para traspasar el local, tal y como informa «La Vanguardia»

«Decidimos dejar el negocio por motivos personales. Tenemos dos niños y con mi trabajo era muy sacrificado mantenerlo. Apenas podíamos tener vida social, era un trabajo muy esclavo», explica Juan a este diario.

Los dueños decidieron no esperar al boom publicitario que supone la emisión en televisión de su «Pesadilla en la cocina». «Hasta que no se emitese no podíamos hacer publicidad de la visita del programa. En principio nos dijeron que se emitiría en enero, luego febrero...y hasta ahora. Yo era consciente de que se podía traspasar por más y era partidario de esperar, pero al final nos pesó más ser felices».

El actual dueño del kebab de La boquería afirma que desde la emisión del programa ha recibido muchas llamadas interesándose en comer en el lugar, pero lógicamente, les ha tenido que decir que la carta ya no es la misma. «Muchos antiguos clientes nos contaron que les gustaba más antes, porque pensaban que después de la reforma sería más caro, cuando no lo era», confiesa Juan.

Pese al tropiezo de La hamburguesería, Alberto Chicote tiene una alta tasa de eficiencia. A finales de la tercera temporada, un 75% de los restaurantes a los que acudió con su «Pesadilla en la cocina» seguían abiertos.

Comentarios