ABC.es

laGuíaTV

patrocinado por .
Los Emmy: pocos favoritos y grandes despedidas
Jon Hamm, en el papel de Don Draper

Los Emmy: pocos favoritos y grandes despedidas

Jon Hamm es la apuesta más segura de premio en unos Emmy igualados y marcados por la despedida de grandes títulos como ?Mad Men? o el show de David Letterman.

D�a 09/05/2016 - 15.21h

Es difícil entender que Jon Hamm no tenga en el salón de su casa ningún premio Emmy, después de haber creado un personaje eterno para la historia de la televisión, el Don Draper de ?Mad Men?. Parte de la explicación es que ha convivido con Bryan Cranston, el Walter White de ?Breaking Bad?, que se llevó cuatro Emmy al mejor actor de drama en las cinco temporadas que tuvo la serie.

Pero ahora todo el mundo tiene claro que el galardón en esta edición, que se celebra la madrugada del lunes (hora española), le corresponde a Hamm, sobre todo porque ha firmado la temporada de despedida de ?Mad Men? con otra interpretación antológica.

Más allá de celebrar a Draper, el resto de premios no tienen favoritos muy definidos. En algunas categorías, la coincidencia está en quién no se debe llevar el galardón. Ocurre con ?Modern Family?, que ha arrasado en las cinco temporadas que ha estado en antena, con un pleno de cinco premios. Alternativas de calidad hay de sobra: el humor inteligente de ?Louie?, el ingenio de ?Parks and Recreation? o la frescura de ?Unbreakable Kimmy Schmidt?, una de las sorpresas agradables de esta temporada.

Quizá también sea la edición en la que los Emmy se rindan a las actrices negras. Razones hay para ello. Sobre todo, en la categoría de mejor actriz de drama, donde Viola Davis (?How to Get Away with Murder) y Taraji P. Henson (?Empire?) parten con ventaja. Su principal adversaria podría ser Elisabeth Moss, la Peggy de ?Mad Men?, brillante en la última temporada de la serie.

Davis o Henson se convertirían en la primera actriz negra en ganar un Emmy a la protagonista de serie dramática en las 67 ediciones de los premios. En las últimas dos ediciones, Kerry Washington, protagonista de ?Scandal?, consiguió una nominación que no pudo rematar en la gala de los premios. La anterior nominación para una actriz negra se remonta a 1995, la que obtuvo Cicely Tyson por su papel en ?Sweet Justice?. Si Henson acaba llevándose el galardón será un acto de justicia para ?Empire?, la serie más popular de este año en EE.UU., pero que no ha conseguido una nominación a la mejor producción.

Los actores negros tampoco han salido favorecidos en la historia de estos premios. El único que lo ha ganado como protagonista de comedia fue Robert Guillame en 1985. En drama ha habido tres protagonistas ganadores: James Earl Jones en 1991, Andre Braugher en 1998 y Bill Cosby, que ganó tres premios consecutivos, entre 1966 y 1968. Precisamente Braugher está nominado como mejor secundario de comedia este año por el personaje gay que interpreta en ?Brooklyn Nine-Nine?. Su principal rival en la categoría será Tituss Burgess, también en la piel de un gay negro en ?Unbreakable Kimmy Schmidt?.

Comedia

Más difícil de predecir será qué actores se llevarán los premios como protagonistas de comedia. En la categoría masculina, podría estar entre Jeffrey Tambor, que interpreta a un transexual adulto en la madurez en ?Transparent? -uno de los papeles más aclamados del año-, y Louie C.K., que hace de sí mismo en la admirada ?Louie?. Para ellas las apuestas están todavía más abiertas en esta categoría, y el Emmy podría caer en manos de Julia Louis-Dreyfus (?Veep?), Amy Poehler (?Parks and Recreation?), Amy Schumer (?Inside Amy Schumer?) o la veterana Lily Tomlin (?Grace and Franki?).

Si se defiende la despedida de ?Mad Men? como una razón para darle el premio a Jon Hamm, en los programas de entretenimiento nocturno va a ser difícil llegar a una solución. Tres de los nominados dejan la parrilla televisiva: el incombustible David Letterman, que este año se ha despedido de su ?Late Show?; el ?Colbert Report? de Stephen Colbert, que esta temporada cogerá el relevo de Letterman; y Jon Stewart, que abandona su programa de sátira política.

Es imposible pensar que Letterman, una institución de la tele estadounidense, no corone su marcha con un Emmy. Pero si se trata de premiar la calidad y el contenido, habría que meter entre los favoritos el ?Last Week Tonite? del británico John Oliver, que ha tenido un desembarco espectacular este año.

La producción que más nominaciones ha obtenido es ?Juego de Tronos?, pero su desempeño en la gala es una incógnita. Hay quien la ve adjudicándose el trofeo mayor, el de la mejor serie dramática, y hay quien prevé que se irá a casa de vacío. Todo se despejará en unas horas.

Comentarios