ABC.es

laGuíaTV

patrocinado por .
«Teresa», un «thriller eclesiástico» de mirada rompedora
Marian Álvarez, Antonio de la Torre y Jorge Dorado, el director

«Teresa», un «thriller eclesiástico» de mirada rompedora

TVE presentó en San Sebastián esta película sobre la monja

D�a 28/09/2015 - 17.33h

¿Qué tienen en común «La historia interminable» y «Los intocables de Elliot Ness» con la vida de Santa Teresa de Jesús? Nada a priori. Y, sin embargo, sirvieron de inspiración al director Jorge Dorado y su guionista Juanma Romero para aproximarse a la figura de la santa «con una nueva mirada». Para concebir como un «thriller eclesiástico», en palabras de Dorado, el encargo de TVE y La Cometa TV de rodar una «tv movie» coincidiendo con el quinto centenario del nacimiento de la religiosa. El resultado, «Teresa», se presentó en el Festival de Cine de San Sebastián y llegará a la pequeña pantalla entre noviembre y diciembre.

¿Cómo entran en la ecuación dos referencias, a priori, tan alejadas? En el caso de «La historia interminable», por su protagonista, «un personaje que lee un libro, cómo eso conecta con otro universo. Fue la conexión que utilizamos: traer a una adolescente al presente, que se topa por casualidad con ?El libro de la vida? de Santa Teresa de Jesús, y leyendo empieza a imaginarse cómo es ese mundo», detalla Dorado en conversación con ABC. ¿Y la cinta de Brian De Palma? «Teresa y Elliot Ness intentaban romper con el sistema establecido. Uno contra Capone y Teresa contra una sociedad puramente masculina y la Inquisición de la época».

Para preparar el filme, más allá de zambullirse en abundante bibliografía, Dorado y Romero viajaron a Ávila, al monasterio de La Encarnación, el primero que pisó santa Teresa. «Caminar por allí, retrotraerte un poco en el tiempo, era muy importante para captar las sensaciones y transmitirlas, no solamente hacer una cosa fría y biográfica», relata. «Había un párroco que nos hizo una pequeña visita. Hablaba muy jocoso, contando anécdotas de Teresa. Alguna aparece reflejada».

El peso de la historia

Una obsesión se va filtrando en la conversación: alejarse de lo hecho antes, «renovar el personaje». «Esa monja que era Teresa, revolucionaria, reformista, feminista, escritora, viajera, es una Teresa que no se ha retratado tanto desde un punto de vista tan rompedor». Siempre tuvo claro Dorado a quién quería para el papel: Marian Álvarez. «Cuando me lo propuso Jorge no sabía si estaba muy contenta o muerta de miedo», confiesa la actriz, de paso por el certamen donostiarra, a este diario. «Forma parte del imaginario colectivo, da mucho respeto. Además viniendo de que la han encarnado Aurora Bautista y Concha Velasco. Un reto para cualquier actriz».

Explica Dorado que no quería mostrar a «una monja lánguida, sino a una mujer fuerte, luchadora», y que la ganadora de un Goya por «La herida» se transformaba en cuanto se ponía un hábito «que pesaba siete kilos. Como ella dice, era el 50% del trabajo, sentía que era Teresa inmediatamente».

«Quise que fuera de carne y hueso, que se viera a la mujer detrás de la figura», retoma Álvarez. «Me interesaba esa parte tan femenina y feminista de rebelarse contra lo establecido. ¡Qué barbaridad, qué mujer, una mujer con mayúsculas!»

«He intentado hacer una película que nadie se espera», resume Dorado. «Sobre todo que fuera emocionante, divertida, llena de intriga. Que a la gente le apetezca irse al convento por la cantidad de aventuras que se viven. Romper un poco ese tópico de que un cine histórico y eclesiástico tiene que ser aburrido, o incluso dogmático».

Comentarios