ABC.es

laGuíaTV

patrocinado por .
El verdadero motivo de la muerte de Isabel de Portugal, que no se vio en «Carlos, Rey Emperador»
Muerte de Isabel en «Carlos, Rey Emperador»

El verdadero motivo de la muerte de Isabel de Portugal, que no se vio en «Carlos, Rey Emperador»

El especial de ayer concluyó con el fallecimiento del personaje interpretado por Blanca Suárez

D�a 24/11/2015 - 18.50h

«Carlos, Rey Emperador» vivió ayer en su doble capítulo final antes de «la pausa navideña» uno de sus momentos más dramáticos con la muerte de Isabel de Portugal (Blanca Suárez) a los 36 años. Aunque el parto tuvo mucho que ver en el fallecimiento de la joven, no fue ese el motivo esencial.

Como bien refleja la serie, la esposa de Carlos V sufría las tercianas: «Una de sus características es que los estados febriles, que duran entre tres y cuatro horas, desaparecen y vuelven a aparecer al cabo de las 48 horas (al tercer día), repitiéndose así durante dos o tres semanas», explica Mónica Calderón, asesora histórica de la serie en el especial de RTVE. «Estos episodios febriles fueron regulares durante toda su vida hasta cronificarse y finalmente acabar con ella. Por supuesto hablamos de malaria o paludismo, lo que explicaría la extrema delgadez y palidez de la Emperatriz ya que esta enfermedad lleva a asociada una anemia aguda».

Pese a lo que se pueda pensar, Isabel no murió en el parto. Sabía que un nuevo embarazo podía poner en riesgo su delicada salud pero no que la conduciría a la muerte, «primero porque la medicina no estaba tan avanzada y segundo porque, durante su última enfermedad, nadie esperaba aquel resultado», explica la historiadora.

Tal y como reflejan las cartas que los físicos que enviaron al emperador, en realidad Isabel de Portugal solo estaba embarazada de tres meses cuando murió. «El día 25 de abril, los físicos Alfaro y Villalobos escriben a Carlos para comunicarle que la emperatriz está enferma. El día 19 comenzó a sentir escalofríos, subiéndole la fiebre por la noche, ?mas no pensó que era enfermedad sino accidente de la preñez? por lo que no les avisaron. Estuvo bien hasta el día 22 en que la fiebre volvió a subir, estando ya los médicos presentes. Dictaminan que sufre una crisis de tercianas como tantas había ya tenido», explica la experta.

Sin embargo, todo cambió en cuestión de horas. El día 30 de abril los médicos afirman que ha cesado la fiebre, pero que extremarán su vigilancia dado su historial de la reina y «lo que está en el vientre», en referencia a su pequeño. No obstante, ese mismo día sufrió el aborto y duró pocas horas más.

Otro detalle que no se ha visto en la serie es que entre la Infanta Juana y este aborto, Isabel dio a luz a un varón: «Fue en octubre de 1537, se llamó Juan y vivió apenas unos meses. En la corte de Viena se planteaban mandar uno de los hijos de Fernando y Ana de Hungría a la Corte castellana para, si se daba la carambola de que el enclenque Felipe moría, pudiese heredar los reinos españoles del tío Carlos», concluye Calderón.

Comentarios