ABC.es

laGuíaTV

patrocinado por .
Víctor Clavijo: «Si algo define a mi personaje es su lealtad a Carlos V»
Álvaro Cervantes (Carlos V) y Víctor Clavijo (Francisco de Borja)

Víctor Clavijo: «Si algo define a mi personaje es su lealtad a Carlos V»

La 1 despide hoy «Carlos, Rey Emperador», en la que el actor da vida a un personaje fundamental, Francisco de Borja

D�a 25/01/2016 - 04.19h

Este lunes, a las 22.15, La 1 emite un doble capítulo especial con el que despide«Carlos, Rey Emperador». Víctor Clavijo interpreta el papel de Francisco de Borja, un personaje clave en la vida política y personal de Carlos V. El actor destacó hace poco en otro papel de época, como Lope de Vega en «El Ministerio del Tiempo», que volverá a aparecer en la segunda temporada.

-Tengo entendido que su debut en televisión fue en «Menudo es mi padre», serie protagonizada por El Fary.

-Antes de esa serie había hecho una pequeña colaboración en «El Súper». Estudiaba arte dramático y trabajar con él en una serie semanal me ayudó a aprender mucho, ya que El Fary, sin ser actor, tenía una naturalidad innata, era espontáneo y muy intuitivo, algo que me sirvió de mucho para desarrollar mi trabajo. En esta serie también conocí a una de mis mejores amigas: Pilar López de Ayala. Para ella soy como su hermano mayor y en buena medida ella me recomendó para el casting de «Al salir de clase».

-¿Qué significó participar en esta serie?

-Aprendí, como hago en todos mis trabajos. Me dio popularidad de cara al público. Yo no trabajo para ser famoso, sino porque me gusta interpretar, ser otros personajes.

-¿Cómo lleva que lo reconozcan por la calle?

-No tengo ningún problema, ya que mi imagen es bastante corriente, pero me pongo en el lugar de aquellos a los que siguen a todas partes. Cuando estaba en la serie dejé de viajar en metro o iba con una gorra por la calle.

-¿Qué pasó por su cabeza cuando le ofrecieron el papel de Francisco de Borja en «Carlos, Rey Emperador»?

-No tenía muchas referencias. Me dediqué a investigar e incluso tuve varias reuniones con los directores, que me ayudaron a dirigir mi personaje hacia donde ellos lo querían llevar. Es muy interesante. En esta historia es como Lancelot, el tercero en discordia en un triángulo que completan Carlos V y su esposa, Isabel de Portugal. Él está a su servicio.

-¿Qué ha significado para usted?

-Me gusta sorprenderme y Francisco de Borja me ha sorprendido gratamente. Me ha dado muchas alegrías. Es callado y discreto. Al principio tenía mis dudas de cómo lo iba a percibir la audiencia, pero ha gustado. Como actor, me ha permitido trabajar desde el corazón y colocarlo en su lugar.

-¿Cuáles son sus virtudes?

-Fue un hombre justo, leal, honesto, sencillo, transparente, y de emociones muy nobles y profundas. Alguien con una sensibilidad muy especial y en quien poder confiar. Una persona sin dobleces y que soporta en silencio un amor imposible. Pertenecía a la nobleza y entró, a los diez o once años, al servicio de la familia del Emperador desde antes de que este llegase a Castilla. Además, fue testigo excepcional de los momentos más importantes de la vida de Carlos e Isabel de Portugal y, a su muerte, de Felipe II. Incluso ya como jesuita tuvo contacto con Santa Teresa.

-Uno de los momentos cumbre es cuando su personaje traslada los restos de Isabel de Portugal y dice: «He traído el cuerpo de nuestra Señora en rigurosa custodia, pero jurar que es ella misma, cuya belleza tanto me admiraba, no me atrevo, pero juro también no más servir a señor que se me pueda morir». ¿No le parece una de las más bellas declaraciones de amor?

-Desde luego. Escoltar a la mujer que has amado en secreto es digno de admiración y una prueba más de su lealtad. En ese momento mi personaje sufre una rotura de corazón y de alma y toma la decisión de ingresar en la Compañía de Jesús.

-¿Afecta rodar en los lugares donde tuvieron lugar los hechos?

-Es evidente que sí. Yo estudié dos años derecho en Granada y volver a la Alhambra a ese patio de los leones... Ese silencio te abstrae. Es todo un regalo que me llevo como actor.

-¿Merece Francisco de Borja una serie propia?

-Todos y cada uno de los personajes lo merecen.

-¿Qué balance hace de la serie?

-Por una parte ha significado mi reencuentro con Diagonal, con los que ya trabajé en «La Señora» y «La República». Es como trabajar en casa. Me han hecho cumplir un sueño. Es la mayor producción televisiva en la que he tenido el placer de trabajar.

Comentarios