ABC.es

laGuíaTV

patrocinado por .
Cámaras en primera línea de fuego
El día a día de los militares

Cámaras en primera línea de fuego

«FAS» (La 1, 21.50) retrata el día a día de las Fuerzas Armadas

D�a 02/02/2016 - 01.07h

Más de 160 militares españoles adiestran a sus homólogos en Mali para que defiendan su territorio de los grupos de rebeldes islamistas que han ocupado el norte del país africano. Una misión internacional en la que, por primera vez, no estarán solos. Les acompañarán las cámaras de «FAS», una serie de ocho capítulos que se estrena esta noche en La 1 (23.50 horas) y que cuenta el día a día de las Fuerzas Armadas. «Más allá de publirreportajes o espacios centrados en la técnica, no se había hecho nada sobre el día a día de estos cuerpos, lo que comen, dónde duermen, cómo se sienten...», explica Alfredo Pérez de Albéniz, productor ejecutivo del programa y de espacios similares como «Policías en acción» o «Comandancias».

Durante el tiempo de grabación, los tres miembros de este equipo «empotrado» (una reportera, un cámara y un realizador) siguen a estos equipos del Ejército desde la primera línea de fuego hasta la cocina (literalmente), pasando por sus habitaciones, los locutorios o incluso los puestos de control de un patrullero. Además, viajarán a misiones en el exterior en Mali, Afganistán, Líbano, Yibuti y las aguas del Índico. «Las misiones internacionales son siempre lo más impactante. Hay una tensión relativa, porque son situaciones reales y ellos sí tienen cierta sensación de peligro», apunta el productor.

Aunque la apertura en los últimos años ha sido notable, para estas colaboraciones el Ejército marca sus líneas rojas. «Normalmente están relacionadas con la seguridad y los permisos necesarios para ir a determinadas misiones. Con una administración tan jerarquizada, aún a veces es difícil recabar los permisos para ir a determinados lugares», sostiene Pérez.

Pese a esta libertad de movimientos y el buen trato que mantienen con los diferentes estamentos de la Policía, la Guardia Civil y el Ejército después de tantas colaboraciones, en este programa los altos mandos han supervisado las imágenes. «No se meten en los contenidos, más allá de cuestiones de seguridad y operatividad», afirma Pérez, que considera que mostrar los mecanismos internos de estas acciones no las pone en peligro. «Los malos van muchas veces por delante, como dicen los propios responsables de las Fuerzas Armadas. Ellos no dejan nada susceptible de mostrar sus trucos», añade.

La moda de romper filas

Antes de «FAS», las fuerzas de seguridad del Estado ya se han prestado a mostrar el lado más humano de otros cuerpos en «Policías» y «Comandancias» (La Sexta), e incluso han adiestrado a los actores de «Los nuestros» (Telecinco) y «Olmos y Robles» (La 1). «Es un buen momento para mostrar su trabajo, han modenizado los cuerpos, cada vez hay más gente joven en ellos y se han dado cuenta de las ventajas de mostrar cómo trabajan, su realidad detrás de los uniformes», plantea el creativo.

Ante las críticas «que siempre existen», sostiene Pérez, estos espacios pretenden mostrar unas labores «necesarias» que los soldados desempeñan, según su punto de vista, «con una profesionalidad pasmosa». «Puedes compartir o no sus ideales, pero no se puede cuestionar que tienen una vocación que llevan al límite», concluye.

Comentarios