ABC.es

laGuíaTV

patrocinado por .
Así es la vida de las chicas de «Quiero ser monja» tras su paso por el reality
Las protagonistas de «Quiero ser monja»

Así es la vida de las chicas de «Quiero ser monja» tras su paso por el reality

Aunque no todas decidieron seguir su vocación religiosa, la mayoría siguen vinculadas a actividades de la Iglesia

Día 18/05/2016 - 17.26h

Después de seis semanas, cinco chicas, Fernanda, Paloma, Janet, Jaqui y Juleysi, se embarcaron en una aventura religiosa en diversos conventos para descubrir si querían consagrar su vida a Dios y convertirse en novicias. Un viaje que siguieron las cámaras de «Quiero ser monja» (Cuatro) y que concluyó el pasado domingo con dos jóvenes, Fernanda y Paloma, decididas a seguir con su vocación eclesiástica, y otras tres, Janet, Jaqui y Juleysi, que eligieron volver a su vida normal. Ahora, meses después de la grabación del programa de Eyeworks-Warner, Vertele descubre cómo es la vida de las chicas y si han seuido la decisión que tomaron en la última entrega del formato.

Fernanda ha iniciado el llamado «discernimiento vocacional» dentro de una de las congregaciones que participaron en el programa. Este es el primer paso que deben seguir todas las chicas que desean ser novicias. La joven incluso ha visitado a varias congregaciones en las que estuvo.

Paloma, que también decidió seguir con su camino religioso, pretende convertirse en misionera. «Mi intención es volver a la selva cuando acabe la carrera, pero me dejo en manos de Dios. Lo que Él quiera, cuando Él quiera o como Él quiera. Estoy muy agradecida de todo lo que he vivido e intento cumplir mi pequeña misión de cada día», cuenta.

Juleysi sigue con Alberto, pero también ha decidido volver un tiempo con las hermanas Justinianas. Jaqui y Janet, aunque afirman que la experiencia las ha cambiado, no siguen vinculadas a ninguna organización. «Entramos en el programa para tener una experiencia espiritual y conocer la vida de las religiosas. A día de hoy me siendo más compasiva y solidaria con los demás. Sé que esta experiencia me ha cambiado», concluyen.

Comentarios