ABC.es

laGuíaTV

patrocinado por .
Las veinte veces que «Stranger Things» fue rechazada y otras curiosidades de la serie del verano
Los protagonistas de «Stranger Things»

Las veinte veces que «Stranger Things» fue rechazada y otras curiosidades de la serie del verano

Sus creadores, los hermanos Duffer, contaron a «Rolling Stone» cómo crearon la ficción

D�a 15/08/2016 - 14.35h

El estreno de «Stranger Things», uno de los éxitos del verano tanto de crítica como de público, ha sido casi un milagro. Netflix salvó en el último minuto la serie creada por los gemelos Matt y Ross Duffer, después de que fuera rechazada más de veinte veces por varias cadenas. «Nos decían que lo convirtiéramos en un show para niños o sobre Hopper investigando la actividad paranormal que hay a su alrededor», recuerda Matt en una entrevista publicada por «Rolling Stone». «Hubo una semana que todo lo que nos decían era que no iba a funcionar porque la gente no lo entendería».

Otra curiosidad del «show» protagonizado por Winona Ryder, plagado de referencias a los años ochenta, es que la infancia de sus creadores, nacidos en 1984, se desarrolló más bien en los noventa. «Pensábamos ?mierda, nosotros jugábamos a Magic, pero en los ochenta no se había inventado?», bromeaban. Sin embargo, ambos conocían a la perfección cómo era la infancia sin Internet ni móvil. «Fuimos la última generación que salía con sus amigos a jugar a la calle y a la que sus padres llamaban con un ?Es hora de cenar?. Además ya éramos frikis del cine y teníamos multitud de vídeos con películas de los ochenta que vimos una y otra vez», añadían. De hecho, no necesitaron ver de nuevo los filmes en los que se inspira la ficción porque prácticamente se los sabían de memoria.

El éxito ha llamado pronto a la puerta de los hermanos Duffer, ya que su carrera como creativos comenzó en 2011. Antes de «Stranger Things» tan solo habían firmado el thriller de 2015 «Hidden» y algunos episodios de «Wayward Pines», creada por M. Night Shyamalan. «Él se ha convertido en un mentor para nosotros. Cuando acabamos la serie pensamos que ya sabíamos como montar una ficción», recuerdan.

Cuando pensaron en el punto de partida de la serie, empezaron a leer sobre unos «extraños experimentos» realizados durante la Guerra Fría, el denominado Proyecto MKUltra, cuyo objetivo era controlar la mente. Y de ahí nació la idea de colocar a Eleven en el centro de un extraño experimento militar. «Queríamos que los elementos sobrenaturales tuvieran un origen científico», apuntan los creadores. «Aunque suene ridículo, el monstruo no viene de un lugar espiritual, lo que le hace más oscuro. Yo no creo en fantasmas, creo en aliens y dimensiones alternativas», concluyen.

Comentarios