ABC.es

laGuíaTV

patrocinado por .
Así es «MasterChef Celebrity»: Diez famosos sufren a fuego lento
«MasterChef Celebrity»

Así es «MasterChef Celebrity»: Diez famosos sufren a fuego lento

TVE estrenará muy pronto la edición VIP del popular concurso de cocina, que enfrentará a rostros populares durante seis semanas

Día 20/10/2016 - 02.04h

«Qué ilusión y qué nervios», «Mira a los tres jinetes del Apocalipsis» y «Me quiero ir a mi casa» son algunas de las frases que se oirán en las cocinas de la primera edición española de «MasterChef Celebrity», que se estrenará muy pronto en TVE. Cayetana Guillén Cuervo, Fernando Tejero, Loles León, Manuel Díaz «El Cordobés», Virginia Troconis, Fonsi Nieto, María del Monte, Miguel Ángel Muñoz, María «Niña Pastori» y Estefanía Luyk serán los primeros valientes que se enfrentarán a los fogones del programa presentado por Eva González y al veredicto de los tres miembros del jurado: Pepe Rodríguez, Jordi Cruz y Samantha Vallejo-Nágera.

«Les habéis visto actuando, cantando, presentando? Pero nunca fuera de su zona de confort. Han aprendido mucho, pero también han sufrido», apunta Macarena Rey, consejera delegada de Shine Iberia, durante la puesta de largo del programa que se celebró ayer en el restaurante madrileño Florida Park. «Una de las cosas más sorprendentes es que, aunque todos están acostumbrados a focos, esta entrega está llena de verdad. Se han olvidado de que estaban en televisión y han brotado todas las emociones del mundo: lloran, ríen, se ponen nerviosos?», añade.

De hecho, todos los participantes coinciden en lo difícil que es mantener la tranquilidad cuando te enfrentas al reloj que marca el tiempo que hay para preparar cada plato y a los comentarios del implacable jurado. «Han sido tan exigentes como con los anónimos o más», bromea Rey. «Les teníamos pavor, porque no sabíamos cómo nos tratarían. Pero han llegado con la perspectiva de aprender y competir. Además, han respetado el oficio y han sido ellos mismos», reconoce el cocinero Jordi Cruz.

Aunque la mecánica del programa será básicamente la misma, el premio final cambia, ya que el objetivo no es formar a un cocinero profesional. Cada semana, pondrán en juego 4.000 euros que donarán a una ONG. El ganador de la gran final, aquel que sobreviva a las seis semanas de concurso con sus correspondientes expulsiones, elegirá qué organización benéfica recibirá 75.000 euros.

Como los aspirantes anónimos y los niños, tendrán que enfrentarse a pruebas individuales como la caja misteriosa y a desafíos en las cocinas del Hotel Palace de Madrid, en el complejo gastronómico Veles e Vents de Valencia, en Los Asientos (Montes de Valsaín) y en los municipios madrileños de Chinchón y Patones de Arriba. También se enfrentarán a los paladares de estrellas Michelin y exigentes invitados como Jorge Sanz, Kike Sarasola, Ana García-Siñeriz, Ramón García, Adriana Ozores, Marina San José y Soraya, entre otros. Incluso sus familiares podrán disfrutar de sus creaciones.

Casting diferente

Aunque los famosos evitaron las multitudinarias colas de los casting tradicionales de «MasterChef», sí tuvieron que enfrentarse a un único examen ante los fogones. Como el resto de aspirantes, no se libraron de llevar sus ingredientes de casa y ultimar el plato frente a los culinarios. «La primera premisa para elegir a un concursante es que sepa cocinar, pero también hemos buscado diferentes perfiles y profesiones», plantea la máxima responsable de Shine Iberia, que comenzó a preparar la edición VIP cuando acabó la cuarta entrega del formato para adultos. «Lo que tenemos claro es que si funciona y Televisión Española nos encarga otra entrega, vamos a tener cola para el casting. Aunque Loles nos amenazase con llamar a todo el mundo con que no vuelvan», afirma Rey. «?MasterChef? es una marca muy bonita y muy potente. Además, lo bueno de las primeras ediciones es que mantienen la frescura y novedad».

Desafío inigualable

El atractivo del formato es tal que algunos como Fonsi Nieto llamaron a Macarena Rey para pedir una plaza en la edición VIP. «El Cordobés se pone delante de un toro y yo corro a 300 km/h, pero sin duda este es el sito donde más inseguro he estado y donde más he temblado», confiesa el piloto. Y eso que él, junto con concursantes como Cayetana Guillén Cuervo, tenía nociones de cocina. «Me apunté porque a mi hijo le encantaba, y yo solo quería que no me echaran en el primer programa», bromea la intérprete, a la que hemos visto literalmente desmelenada en el programa.

Otros, como Miguel Ángel Muñoz, que partían prácticamente de cero, aprendieron como nadie, también a valorar a los chefs. «Cuando no toree voy a ser cocinero. Esta gente que nos alegra y facilita la vida son muy importantes. Hay personas sin estrella tan valiosa como los grandes maestros, porque nos consienten y nos dan placer», concluye El Cordobés, que compitió con su mujer.

Comentarios