ABC.es

laGuíaTV

patrocinado por .
Las telenovelas turcas, a la conquista del Extremo Oriente
La telenovela «Las mil y una noches»

Las telenovelas turcas, a la conquista del Extremo Oriente

El audiovisual turco espera ingresar en exportaciones hasta 1.000 millones de dólares (920 millones de euros) para el año 2023

Día 24/10/2016 - 03.06h

A pesar de la inestable y convulsa situación política y social en la que se encuentra inmersa Turquía desde hace ya más de un año, hay un sector que no deja de sumar alegrías. El audiovisual turco continúa creando éxitos de audiencia en todo el mundo y su valor no deja de incrementarse.

Tal es el optimismo que ya han anunciado planes para aumentar el volumen de exportación de sus series para alcanzar los 1.000 millones de dólares (920 millones de euros) en 2023. Principalmente pretenden hacerlo gracias a los mercados del Sudeste Asiático.

El miembro del consejo de la Cámara de Comercio de Estambul Ihsan Soylu verbalizaba recientemente este deseo. «El sector de las telenovelas turcas ha alcanzado los 350 millones de dólares desde cero en apenas una década. No es difícil que aumente esta cantidad hasta los 1.000 millones si se obtiene apoyo legal y financiero». Para ello, Soylu ha pedido a las autoridades públicas de su país menos trabas burocráticas durante el proceso de producción y una rebaja del alquiler para los rodajes.

Las telenovelas turcas, con sus largos episodios en los que la tensión y la música dramática no dejan de aumentar tras cada conversación, ya han conquistado millones de hogares más allá de las fronteras del país eurasiático. Primero fue en Oriente Próximo y los Balcanes, regiones que antaño formaron parte del viejo Imperio Otomano. Los dramas históricos, como la famosísima «El Siglo Magnífico», que narraba la vida y amoríos del sultán Suleimán el Magnífico, tienen con estas zonas una evidente conexión cultural. Sin embargo, los actores turcos también han conseguido triunfar en la tierra donde los culebrones casi poseen denominación de origen: Latinoamérica.

Dobladas al español y al portugués, las series turcas han sido allí todo un éxito durante los últimos años. Por ejemplo, «Las Mil y Una Noches» fue el programa más visto en Chile en el año 2014. Los protagonistas, Sehrazat y Onur, engancharon a los chilenos frente al televisor como pocas otras series habían hecho con anterioridad. Otro ejemplo destacado es el del drama «¿Qué culpa tiene Fatmagul?», cuyos episodios los han seguido más de 12 millones de espectadores solo en Argentina.

Los expertos señalan que un romanticismo clásico, los valores familiares y la emigración del campo a la ciudad son algunos de los temas que los latinoamericanos encuentran cercanos y atractivos en estas series. Ahora está por ver si en los países del Extremo Oriente los telespectadores también se identificarán de la misma manera con el famoso drama turco.

Comentarios